sábado, julio 18, 2009

Compasión por el Diablo



¿Echamos un bailecito? Los altavoces deben estar a gran volumen; si no, es mejor dejarlo para otro momento: http://www.youtube.com/watch?v=GYYXaEQsAfA


Por favor, permítanme que me presente.
Soy un hombre que posee riquezas y tiene buen gusto.
Llevo rondando por aquí desde hace muchos, muchos años,
robándole a los hombres las almas y la fe.
Estuve presente cuando Jesucristo
tuvo sus momentos de duda y sufrimiento
y me encargué de asegurarme que Pilatos
se lavara las manos para sellar su destino.

Estoy encantado de conoceros,
supongo que habéis adivinado mi nombre
aunque os desconcierte de qué voy.

Estuve por San Petersburgo cuando me di cuenta
de que las cosas tenían que cambiar.
Maté al zar y a sus ministros
y Anastasia gritó en vano.
Conduje un tanque.
Tenía el grado de general
cuando estalló la Guerra Relámpago
y los cadáveres hedían.

Estoy encantado de conoceros,
supongo que habéis adivinado mi nombre
aunque os desconcierte de qué voy.

Observé con alegría
cómo vuestros reyes y reinas
lucharon durante diez décadas
por los dioses que ellos mismos habían creado.
Grité, ¿quién mató a los Kennedy?
como si después de todo
no hubiéramos sido vosotros y yo.

Por favor, permítanme que me presente
soy un hombre que posee riquezas y tiene buen gusto.
Puse trampas a los trovadores
que asesinaron antes de llegar a Bombay.

Estoy encantado de conoceros,
supongo que habéis adivinado mi nombre
aunque os desconcierte de qué voy.

De la misma manera que todo policía es un criminal
y todos los pecadores son unos santos
y es lo mismo la cara que la cruz,
llamadme simplemente Lucifer.
Necesito que me impidan hacer más cosas,
así que si os encontráis conmigo
tened el tacto y la delicadeza
de la educación recibida
y sentid compasión por mí
o haré que se os corrompa el alma.

(Jagger/Richards. Traducción del bloguero. Tened compasión de él.)