miércoles, diciembre 18, 2013

Movilgrafías: Un verdadero manantial.

.


Fue hace unos días que accedí a comprarle a una señora un par de las papeletas que me ofrecía. Las típicas papeletas con que se inundan estas entrañables fechas que se acercan para participar en el sorteo de una cesta navideña.

Después me arrepentí de haber comprado solo dos, pues leídos los productos que forman el lote —y que parecieran obtenidos del asalto a un Banco de Alimentos— no dudo que cualquier familia hubiera pasado las Navidades más completas de su vida, pues con tales artículos, no solo se tiene asegurado el sustento festivo sino la salud digestiva y hasta la limpieza de los manteles (pinchen en la imagen y lean).

El redactor que da puntual cuenta de la composición del premio con pintoresca ortografía y con una precisión y un ansia clasificatoria propia de un Aristóteles, merecería no solo ser perpetuo amanuense de la entidad organizadora, en este caso la U. D. Manantial , a la que el dios de los deportes prodigue toda clase de éxitos futbolísticos, sino un contrato indefinido como consignador de los bienes enajenados por nuestros gobernantes.


El sorteo se celebró hace unos días. Es una pena no conocer la filiación del premiado y el método que empleó para llevar tanto millón de artículos a su hogar .
___________________________________

¡No deje de consultar otras interesantes Movilgrafías! Las tres últimas fueron:
.

9 comentarios:

Curiosa dijo...

Que lastima!!! ya toco! yo que te iba a pedir tres.

Vichoff dijo...

¡2 kg. de sal, tres latitas de paté La Piara, un frasco de sal de Fruta Eno...!
¡Es absolutamente genial!

Manuel Carrasco Rubio dijo...

Hombre, lo de la sal de fruta Eno me recuerda el clásico del gangosos:
El que llega a la farmacia y le pide al farmacéutico un bote de sal de fruta. Éste le pregunta: ¿Eno? y le responde el gangoso: ¡No lo ooy a eeré aacío!

Francisco Manuel Espinosa Carrasco dijo...

.
Eso está claro, Curiosa. El año que viene, toda la pasta reservada para la lotería de Navidad la emplearé en papeletas de la U. D. Manantial.
:-)

Francisco Manuel Espinosa Carrasco dijo...

.
Y lo mejor, Vichoff, no es ya que incluya detergentes y suavizantes sino ¡2 kilos de garbanzos y 2 kilos de lentejas! Para reírse de esta pertinaz crisis, vamos.
:-)

Francisco Manuel Espinosa Carrasco dijo...

.
Sr. Carrasco, observo que su inclinación al chiste hubiera merecido una carrera profesional sobre los escenarios.

:-)

Manuel Carrasco Rubio dijo...

Lo dudo, carezco de esas cualidades, pero entiendo que la vida sin humor, pero procurando no herir a nadie, no tiene sentido

Anónimo dijo...

Si lo llego a saber te encargo unas cuantas papeletas. Lo que no podemos en ningún caso es ir a medias, solo por no repartir el detergente.
Ojalá te toque, estoy intrigada por lo de la tableta. No será de chocolate?
Cómo sera la persona que ha ideado los componentes de la cesta? Seguro que tiene insomnio y una tienda de esas de barrio con productos a punto de caducar.
Sea como sea, genial y lo dicho que al menos le toque a algun necesitado, aqui no se puede desear que sea repartido el premio.
Tu prima

Francisco Manuel Espinosa Carrasco dijo...

.
Gracias por tu comentario, prima anónima.
En efecto, lo mejor de esta cesta es que tanto su origen como la autoría de la relación de premios, abre todas las posiblidades a la imaginación.

Ah. La "table" no es una tableta de chocolate sino una tablet electrónica. Con ella, los de la U. D. Manantial ponen un broche final de oro a tanta prodigalidad.

:-)