viernes, mayo 04, 2012

Maravillas del Mundo, 16

.

A vueltas con lo único

El tratamiento nutritivo “Superdinam”, que apareció en el comercio por correo durante el periodo más duro de la hambruna de 2036, tuvo efectos contraproducentes entre los compradores, ya que a muchos de ellos los inclinó a practicar el canibalismo.

No fue para menos, pues aunados el deseo venéreo y el apetito canino, tanto los hombres como las mujeres que adquirieron el producto se entregaron a la orgía y a la antropofagia en plena calle y a la vista de las personas de orden y de unas autoridades que, ante la avalancha de seguidores del tratamiento, se mostraron incapaces de controlar la situación.

No pasó mucho tiempo hasta dar pábulo a las hazañas de Edelmiro Wanski, vecino del Sector NeoManchego, del que se contaba que logró ayuntar con dieciséis mujeres seguidas a las que posteriormente descarnó las crestas ilíacas; o el también famoso caso de Romera Dolomitas, conocida como la Araña Succionadora por su afición a chupar el tuétano de los huesos de sus amantes instantáneos.

Como era de esperar, tras el éxito de “Superdinam”, aparecieron en el mercado sucedáneos y partidas adulteradas del producto original que en poco tiempo acabaron con su crédito. Finalmente, el ukase promulgado por el entonces gobernador Excmo. Sr. D. Roberto Maíllo, determinó el cierre de la fábrica y sede social de “Superdinam”, condenando hasta el último operario a trabajos forzados en la reconstrucción de Nueva Albacete. 
_______________________________________________

Podrá encontrar más "Maravillas del Mundo" en este mismo blog utilizando el buscador que ponemos a su disposición en la esquina superior izquierda de la pantalla. No deje de ilustrarse sobre el futuro que nos llega.
.


4 comentarios:

Josemaria Garcia Toledo dijo...

Debe situarse el relato cuando, una vez pagada la deuda y subieron las aguas de tal manera que hubo que refundar Benidorm por una construtora de Argamasilla CAYO SL.
Has dejado en mantillas a Poe, Sap.
Encantador el lenguaje taurino, aunque no te gusten las corridas de toros. Un molinete de palabras lo tuyo.

Sap. dijo...

.
Gracias, amigo Gato por tus lecturas.
;-)

El Abuelito dijo...

¡Ay, pero qué rica estás... estás tan buena que te voy a comeeer...!

Sap. dijo...

.
Es un placer tenerlo a Ud. por aquí Abuelito querido y más en estos tiempos aciagos donde tanta falta hacen los sabios como Ud.

:-)