jueves, diciembre 06, 2012

Damero Mardito, nº 44 (diciembre)

.

Fetichismo ilustrado


"Reconozco mi vicio y sus consecuencias, pero me resulta imposible leer si al mismo tiempo no estoy comiendo. Entiéndaseme: no es que me lleve el libro a la mesa familiar durante el almuerzo o que abra el periódico en el bar a la hora del desayuno. No. Mi vicio es más complejo y a lo que creo, menos habitual. Verán: el acto de leer debe producirse siempre en el mismo sitio, esto es, mi sillón favorito. Pero necesariamente debo ejecutarlo comiendo —en general un bocadillo— porque ya no entiendo la lectura si el ritmo del relato o la eufonía de los versos no vienen acompañados por la sonoridad mezclada de la masticación y la garganta degluctiva. Este ritual es la causa de que las páginas de todos mis queridos libros se encuentren llenas de manchas. Manchas de grasa, de aceite vegetal, manchas coloreadas por el pimentón del chorizo, manchas acompañadas a veces por restos de pan endurecidos que se acumulan en los intersticios del papel. Asumo que se me pueda acusar de sucio e indolente pero en mi defensa puedo argüir que he acabado especializándome y por tanto, sofisticándome.

A la larga, la acción subconsciente ha hecho que determinados autores luzcan en sus escritos manchas en exclusiva sin relación aparente; y así, con sorpresa, observo que las novelas de Faulkner se encuentran repletas de rosada grasa del salchichón. A Proust lo reconozco por el ketchup de las hamburguesas; a Joyce por la amarilla mostaza; a Borges por la permanencia olorosa de las manchas de chistorras... y así todos. Hasta Galdós. Las páginas de sus novelas contemporáneas están veladas por el aceite de mis bocadillos de sardinas. La conexión es clara, ¿existe mejor acompañamiento para "Fortunata y Jacinta" que la áurea pringue de unas sardinas en conserva?

P.D.: Esta debilidad tiene su contrapartida: Nunca me prestan libros."


______________________________

¿Que dónde conseguir el Damero Mardito de este mes? Pues como siempre, en su kiosco habitual y gratis total. Aquí: El Damero del Vecind(i)ario

.

4 comentarios:

Nicolás dijo...

Como la tarde estaba lluviosa y el catarro no me permite otras actividades me he entretenido haciendo el damero mardito. Y ahora que lo tengo resuelto, ¿qué hago con él?, ¿hay que mandarlo a algún lado para recibir a cambio algún regalo "crematorio", que decía un conocido mío, o solo me queda el goce y la satisfacción del deber cumplido?
Y una duda: el texto "Fetichismo ilustrado" ¿es tuyo? ¿tiene algo que ver con el resultante del damero solucionado?...
Esperando sus aclaraciones...
:-)

Sap. dijo...

.
En efecto, amigo Nicolás, cada Damero resuelto (debes mandar la prueba fehaciente a la dirección de esta página en modo archivo de escaneo) te da derecho a 1 punto. Con la acumulación de los mismos puedes obtener interesantes obsequios. Por ejemplo:

- 5 puntos: Juego de media docena de cucharillas de café.

- 10 puntos: Pelota Hinchable playera.

- 15 puntos: Lámpatita de noche modelo Bob Esponja.

- 20 puntos: Último éxito editorial de Sánchez Dragó...

etc.

Sí; el texto de presentación del Damero es mío (aunque el título es siempre privilegio de otra persona) y nada tiene que ver con la solución del mismo.

:-)

Manuel Carrasco Rubio dijo...

¡Que contento estooooy! En esta ocasión he resuelto ER MARDITO damero en menos de dos horas.

Anónimo dijo...

[url=http://louboutinshop.co.uk]christian louboutin uk[/url] At home in Panama City's middle-class Los Pinos district with his wife, Rosa Amalia, and his two daughters, Yuleiska and Yemajara, Pedroza makes no bones about why he has traveled like a wild goose. http://dkgoose.com Yszsehcxv http://canadagoosesweden.com
eaykff 020655 [url=http://www.canadagoosestorontofactory.ca]canada goose tilbud[/url] 213860 [url=http://www.officialcanadagooseparkas.ca]canada goose jackets price[/url]