miércoles, febrero 15, 2012

Solución al Damero Mardito, nº 34 (febrero)

.


A continuación, pasamos a desvelar la solución al último Damero Mardito (nº 34, febrero), aprovechando como siempre el momento para enviar un afectuoso saludo a nuestros distinguidos seguidores. Muchas gracias.

"De este modo, el mundo se ha visto transformado paulatinamente en un conglomerado de piedras, pájaros, árboles, sonetos de Petrarca, cacerías de zorros y luchas electorales."

A. Estontería
B. Sesudos
C. Ahondad
D. Bruja
E. Amorfos
F. Tramperos
G. Octano
H. Ultramal
I. Necesidad
J. Omelette
K. Yecla
L. Edenes
M. Lechad
N. Urdías
Ñ. Nopal
O. Íleon
P. Vómer
Q. Espetecs
R. Rezongó
S. Sordar
T. Oscapar

Acróstico: E. Sábato "Uno y el Universo" 
.

2 comentarios:

Dianaorsini dijo...

Es verdad que el Sr. Bovary es un personaje algo maltratado por la memoria colectiva. Pero no comparto esa empatía con el tipo. Pusilánime, aburrido, gris y triste donde los haya. Se casa con Emma aún sabiendo que ésta no lo quiere o, al menos, como "se debe" querer a aquél con el que prometes compartir judías y piltra para los restos. ¿Que le pone los cuernos?. !Pues claro!, cualquiera lo hubiera visto venir!!. Si lo más interesante que tienes que contar a tu mujer es que ese día has atendido una diarrea, ¿qué otra cosa puedes esperar?. Pero aún con todo, él, además de no saber de qué va el asunto, consigue a su edad y a pesar de sus limitaciones, llevarse al catre a una jovencita de carnes prietas. ¿Que luego lo arruina?. Vale, pero que le quiten lo bailaó!. Nada nos hace pensar que en los tiempos felices previos al adulterio no hubiera gritos y hasta disfraces. Creo que nunca soñó verse en una igual así que, aunque fuera momentáneamente, Emma le alegró un poco la vida.
PD. sí, es un Novelón. Junto con Anna Karenina están en mi pool position literario. Pobres mujeres que nacieron en un tiempo y un lugar equivocados!!!
PD2: si el cuadro es tuyo, me quito definitivamente el sombrero.

Sap. dijo...

.
Muchas gracias por tu interesante comentario, Diana.
En efecto, el cuadrito es mío, de cuando andaba por los 10 años largos y era inocente como un corderillo.