viernes, abril 23, 2010

"Bisutería"

La muchacha entra en el bar de la Peña Deportiva Cultural. Pide una guía de teléfonos. Tiene un moratón en el pómulo. Dice que no tiene dinero y está agotada. Los jugadores dejan sus partidas de dominó, las señoras sus charlas en la barra. Todos tratan de ayudarla. Un hombre mayor la invita a una cerveza y a un bocadillo. La esposa del hombre mayor le ofrece su casa por si quiere descansar. La muchacha se va con ellos. Cinco horas después, ese mismo hombre mayor está con la muchacha en El Corte Inglés. Están cogidos de la mano frente a un mostrador de bisutería.
Tú pídeme lo que quieras —dice el hombre mayor.


2 comentarios:

Rosa dijo...

Que pidió, Dios mio Que pidió, ¿ una pelotita Rosa? No, esto no se puede quedar así, a las que sufrimos de cotillitis aguda no se le hace esto, ahora que debo pensar? que le cuento a la vecina?

Prima Mari. dijo...

Niño, por favor, termina la historia, y di que pidió la muchachita del moratón en la cara.. estoy que me muerdo las uñas...