jueves, febrero 13, 2014

Damero Mardito, nº 57 (febrero)

.

Comanda de recuerdos.

Al libro nuevo le falta el roce (el roce hace el cariño) de la madera pulida por el uso, como la empuñadura de una gubia o una escofina ennoblecida por la mano que trabaja. ¿Madera y papel no son acaso la misma materia? 

No es hasta pasado un tiempo --y si tiene suerte-- que el libro nuevo pierde su frialdad a base de ojos, de gafas, gracias al fervor único de la mirada que lee. Son los que más me gustan. Libros usados, manoseados, releídos, de los puestos de viejo y de las bibliotecas de barrio. Libros como la machadiana guitarra del mesón, libros resabiados que contienen entre sus páginas como en un pequeño museo de la cotidianeidad, ceniza de cigarrillos, arena de playa, dedicatorias amorosas, pelos púbicos y antiguas estampitas de Primera Comunión. Libros en suma como la farsa monea, que de mano en mano van y ninguno se los quea (porque en la Feria del Libro Usado y de Ocasión cada año veo los mismos). 
___________________________________________
¿Que dónde conseguir el Damero de este mes? Pues como siempre, en su kiosco habitual y gratis total, pinchando aquí: El Damero del Vecind(i)ario.

Solución al Damero anterior (nº 56):
A. Palco, B. Ímpetu, C. Entrecot, D. Recoveco, E. Regalo, F. Emplate, G. Bóveda, H. Ítem, I. Secoya, J. Impuesto, K. Obeja, L. Unto, M. Lumpo, N. Ocultad, Ñ. Sayón, O. Accedemos, P. Machete, Q. Ahorro, R. Numen, S. Tempura, T. Empeño, U. Sultán.
Acróstico: Pierre Bisiou, "Los amantes".
.

2 comentarios:

Manuel Carrasco Rubio dijo...

Interesantes reflexiones.
¿de donde has sacado eso de la escofina?. Herramienta, como una lima para la madera, que tan familiar me resultaba cuando niño viendo la usaban mis familiares carpinteros cercanos a mi casa.
Por cierto, resuelto el "mardito" damero.

Francisco Manuel Espinosa Carrasco dijo...

.
"Escofina" es sobre todo una palabra eufónica. Hay muchas herramientas de bellos nombres: escofina, escoplo, berbiquí, gubia, pie de rey...
Enhorabuena por la pronta resolución del Damero, sr. Carrasco.