sábado, enero 04, 2014

Reyes Magos... ¡Abrid paso al Tío Camborio!

.
¿No habrá que decidir de una vez la abolición y la puesta fuera de la ley de este trío de personajes apolillados, rancios, pasados de moda y hasta adictos al antiguo régimen que son los Reyes Magos?

Una sociedad dinámica no puede permitirse esta rémora, la existencia de tradiciones y obsolescencias que impidan el progreso social, por lo que la natural popularidad que ha adquirido el orondo y simpático Papá Noel o Santa Claus ("Santa", como ya lo llaman los niños modernos de este país), la consideramos del todo positiva.

Mas a ello, a esta lucha iconoclasta por derribar polvorientas personalidades, habría que añadir una constatación y es cómo en otras sociedades avanzadas ya gozan de sus propias criaturas obsequiadoras que desde una primigenia extracción rural, han conquistado con éxito el ámbito urbano. Son los casos del Olentzero de los niños y niñas vascos y vascas y del Tiò de Nadal de los niños y niñas catalanes y catalanas.

Es por eso que desde esta prestigiosa tribuna, anunciamos al mundo la creación de un personaje que no solo sustituirá en sus funciones a los tres mamarrachos de Oriente y hará las delicias de los niños y niñas andaluces y andaluzas, inaugurando una nueva tradición que pronto se llamará secular sino que dotará a esta Comunidad Autónoma de una seña identitaria y diferencial que tanto necesita. 

Hemos decidido bautizar a este personaje como el Tío Camborio -nombre que aúna lo cañí con un leve bouquet lorquiano- y representarlo, como pueden observar en la imagen (pinchen sobre ella para estudiarla con detalle), con falda de volantes, chaquetilla corta y sombrero cordobés, dotandolo además de unas barbazas venerables que -aunque lo hacen parecido a Jorge Cafrune- presta a su efigie un no sabemos qué de bondad y cercanía a los más pequeños. Esperamos que este entrañable Tío Camborio, personaje que agrupa en sí todo el gracejo de esta tierra de María Santísima, sutituya en pocos años a los fachas de los Reyes Magos.



Nosotros, por si acaso, ya le hemos escrito nuestra carta. Somos la vanguardia.
.

11 comentarios:

Curiosa dijo...

Que bien has empezado el año!
Creo en Camborio por obra y arte del sap, creo en Camborio todo poderoso creador de ilusiones de niños, niñas y mayores, creo en Camborio, el tio Camborio como repartidor único para el mundo, que esta sentado a la derecha de nuestra Lola lores, creo en Camborio como el empieze de una nueva era llena de amor y regalos.... CREO!!!!!!!

Nicolás dijo...

¡Por fin! Estaba en un sin vivir porque no aparecía un personaje andalú para tan señalada noche.
Gracias, Sap, por darlo a conocer.
Ah, propongo que el Tío Camborio se traslade por estas tierras subido a lomos de una mula torda, detrás de la cual irá una recua de mulos y borricos pertrechados de serones cargados con los regalos.

Angela Marcos dijo...

Pues me parece de perlas en nacimiento del Tío Camborio, pero yo no creo que deba ser el sustituto de los Reyes Magos, sino que debe añadirse al rol de entrañables personajes portadores de regalos, alegría y felicidad para niños y mayores. Toda oportunidad de negocio es poca, de manera que en este caso propongo el crecimiento en lugar del decrecimiento. ¿Y por qué restringirlo a les niñes andalucis, cuando podemos extender su alcance a todo el territorio nacional y allende las fronteras, doquiera que estas se dibujen? Como propone Nicolás muy sabiamente, dotemos al Tío Camborio de los medios de transporte más que adecuados (mula torda, mulos y borricos) y permitámosle surcar la aldea global. Sin embargo, quizá sería buena idea establecer una fecha diferente para su acción. Yo, desde luego, estaría encantada de recibir al Tío Camborio por estas tierras.

evita dijo...

Y mi pregunta es: A este personaje Camborio, mezcla de Carmen de Mairena con Sanchez Gordillo. Que le ponemos para tomar ? una litrona de Cruz Campo con un porro??? jajaja.
Por Dios! que miedo encontrarlo en mi casa poniendo los regalitos...

Anónimo dijo...

Eso es, Sanchez Gordillo, al leer la entrada de Eva he visto la luz. Porque el tío Camborio me resultaba una cara conocida, entre AMM y el tal Sanchez Gordillo. Le podias haber colocado querido Sap un trabuco para eliminar a los niños malos´(los tiempos no estan para tirar el carbón).
Bueno, que por mi no quede, haré todo lo posible para dar fama a este Tío Camborio.
Consuelo

Manuel Carrasco Rubio dijo...

Simplemente, genial idea y así, sin palillos (castañuelas) ni una botella de fino o manzanilla en la mano (Claro, entonces como repartir los juguetes), para no dar la negativa imagen de jolgorio, sino la real de generosidad.

Vichoff dijo...

Solo a un genio inmarcesible como tú podría habérsele ocurrido la idea de promover un personaje regalador autóctono de la bella tierra andaluza, lo cual me anima a abusar de la confianza que tenemos para pedirte que, por favor, busques algo similar para los niños y niñas castellanos y leoneses y castellanas y leonesas, que los pobres llevan dos mil años hundidos en esa trasnochada tradición. Agradecida de antemano.

Vichoff dijo...

Fe de erratas: Donde dice "...que los pobres..." debe decir "...que los pobres y las pobres..."
Perdonen las disculpas.

BK BK dijo...

¡Tiene todo el careto del Bin Laden!

Pero muy buena la idea, teniendo en cuenta que estamos a dos pasos de la abolición de la monarquía. Supongo que el tito Camborio cargará los regalos en una carroza tirada por caballos jerezanos y llena de cascabeles (¿Rudolf será comestible?).

Seguiría escribiendo si no me estuviera partiendo de risa en estos momentos (menudas cosas se te ocurren).

Francisco Manuel Espinosa Carrasco dijo...

.
Muchas gracias, amigos, por vuestro encendido apoyo al Tío Camborio, personaje que ha conseguido en pocos días que Andalucía toda se convirtiera en un clamor. Esperamos que el año que viene (que ya está a la vuelta de la esquina como quien dice), el entrañable Tío Camborio haya sustituido en el corazón de los andalucitos y andalucitas a otros entes obsoletos.

Lo que seguimos sin comprender es la fijación del Tío Camborio por abastecerse de regalos en las tiendas de chinos.

:-)

Prima Mari dijo...

Me recuerda el tío Camborio a la flamenquita que se ponía encima del TV. Típico, típico andaluz está, sólo le falta la guitarra