miércoles, junio 05, 2013

Damero Mardito, nº 50 (junio)

.
Las Bodas de Oro de este Damero Mardito coinciden con la noticia de la concesión del Premio Príncipe de Asturias de las Letras a Antonio Muñoz Molina. Uno se alegra mucho por ambos sucesos.



Notas para una biografía de Romero Taone, 1.

La indumentaria de Romero Taone —el filósofo errabundo que fue discípulo del gran Jaec— es singular. Es un hombre uniformado en tanto que siempre viste las mismas ropas: Una vieja chaqueta de cuadros tipo Príncipe de Gales, unos pantalones blancos cortados a la altura de las rodillas y una camiseta a rayas horizontales de las que estila la clásica marinería. El calzado varía según la estación del año, siendo así que las botas de agua invernales, las sustituye por ligeras sandalias de goma en cuanto termina el mal tiempo. Llevó durante muchos años el cinturón de piel de búfalo que le regaló la marquesa de Galapagar hasta que éste se cayó a pedazos por el uso, pero no le importó entonces utilizar una simple cuerda. En el momento culminante de su peripateia, Romero se ajustaba el pantalón con una correa publicitaria de los chorizos Pamplonica.

Pero de todos sus complementos de vestuario, es sin duda el más característico el tocado, el que él llama el “topito”, un pequeño sombrero negro, parecido a un bombín pero de breve ala recta y de copa ligeramente troncocónica. Como resulta que es imposible encajarlo en la cabeza dada su minúscula hechura, Romero lo dispone a un lado de ella, haciendo una gomilla la función de barboquejo. Entre otras ventajas, el tamaño del “topito”, permite al filósofo dormir con él puesto sin que le cause mayores molestias.

Por el contrario, su alumno, el aplicado Macarro, viste de una manera estándar: pantalón de pinzas ochentero y un polo Lacoste de color burdeos. Sabe que el derecho a utilizar “topito” sólo lo adquirirá tras muchos años de aprendizaje, lo cual no quita para que casi todas las noches sueñe con ese momento. Algunas veces, Romero Taone se lo ha prestado unos minutos para ver cómo le queda y entonces Macarro no se puede sentir más feliz.

Ah, se nos olvidaba: Romero Taone jamás utiliza calcetines ni ropa interior.

_______________________________________
¿Que dónde conseguir el Damero Mardito de este mes? Pues como siempre, en su kiosco habitual y gratis total, pinchando aquí: El Damero del Vecind(i)ario.
.

4 comentarios:

Manuel Carrasco Rubio dijo...

Admirable ese querido personaje de Romero Taone (imaginaba que Taone se escribía con hache intercalada) y entrañable la fecunda imaginación de su creador: JAEC.

Sap. dijo...

.
Nunca ha quedado clara la grafía del apellido. Algunos eruditos los escriben, en efecto, con hache intercalada, pues remontan los ancestros de Romero a un bisabuelo que regentaba una tahona; pero este punto no está probado.

Servidor opta por escribirlo tal y como Jaec me indicó.

:-)

jaguarfidel dijo...

Este Romero Taone me parece al Barragán televisivo, pero si lo ponemos en los viajes de Gulliver también encajaría.
A JAEC sus personajes son algo fantásticos y Disney, total Andaluces
y periquitos.

Mari. dijo...

Sino utilizaba calcetines ni ropa interior, los pantalones se los amarraba con una cuerda de los pamplonicas y siempre llevaba la misma chaqueta, este tipo es un puro ejemplo de lo que está pasando ahora por la crisis. Le quitaron también la vivienda el Banco?. Besitos primo.