martes, mayo 03, 2011

Damero Mardito, nº 25 (mayo)

.

Primavera de armarios en Finisterre

Primero fue el azar, pero luego fue la costumbre. Hablo de Adelardo Pacharán, individuo que ya ha asomado en esta sección, magnífica persona y entregado damerista, que una buena mañana, con las prisas, se puso el pantalón al revés, esto es, con la cremallera atrás y la culera delante. La cuestión es que dado que los bolsillos de ese pantalón eran de los de línea y no de los de parche, al introducir las manos en ellos se dio cuenta que tomaban el camino contrario, de tal forma que se encontró alcanzándose las propias nalgas. Con sorpresa, encontró que el acariciarse las posaderas le provocaba un intenso placer de naturaleza sensual y voluptuosa.

Tras unos meses entregado a este ejercicio en los que no volvió a ponerse correctamente los pantalones, decidió abandonar a su novia, Julita Finisterre, creyendo encontrar en esta extravagante lujuria aplicada a sí mismo y en la simultanea resolución de dameros un estado de felicidad casi completo.

Inténtenlo también Uds.: si deciden completar el damero de este mes, ¿por qué no lo hacen con los pantalones puestos del revés? Tal vez sus vidas cambien a mejor.
----

¿Dónde conseguir el Damero de este mes? Pues como siempre, gratis total, en su kiosco habitual. Aquí:
El Damero del Vecindiario
.