martes, abril 12, 2011

Crónicas Porcinas, 2

.
De nuevo, el Acaparador.

Entra el Acaparador, el monopolizador de periódicos del bar de abajo. Hacía tiempo que no le veía por aquí. Lleva bajo el chaquetón el polo negro de siempre y para mí que está un poco más calvo. Se sienta en el taburete y mira con ansia alrededor. Olisquea. Ventea. Arruga su nariz porcina. Localiza el Estadio Deportivo y el suplemento religioso del ABC, Alfa y Omega. En el bar, a esa hora de la mañana, hay un enorme escándalo. El Acaparador se pone a leer el periódico de deportes y disimuladamente apoya un codo sobre el otro. El tío se lee lo que le echen con tal de aislarse del follón. Marisa le pone el café, un zumo de naranja y media tostada. El Acaparador le echa aceite por encima sin separar las gafas del periódico. También le pone un poco de azúcar al zumo y mueve la cucharilla sin dejar de apoyar el codo sobre el suplemento.

Hoy me dan igual sus fullerías porque me he hecho con El País y debajo del expositor de patatas fritas y gusanitos veo escondido el Marca. De pronto entra en el bar un tío que trabaja en una oficina de al lado. Un tío parlanchín, de risa continua, insoportable. Consigue abrirse un hueco en la barra y saluda al Acaparador. Conozco de vista al Parlanchín pero no tenía ni idea de que a su vez conociera al Acaparador. Se alegran de verse. Se sienta a su lado y se ponen a hablar. El Acaparador parece haber perdido interés por el periódico pero no le quita la zarpa de encima. Pongo la oreja. Escucho fragmentos: "...saber inglés... meses en una oficina de correos en Detroit... una hija en la consulta... Florida". Entra ahora Prince, el nigeriano aparcacoches que se come cada mañana siete tostadas con foigrás o las que le echen. Me sorprende que conozca al Acaparador. Todo el mundo parece conocer al Acaparador. "Jelou mai gud fren" le dice el Acaparador con un buen humor que me descoloca. El oficinista parlanchín le da la mano al negro y también hace sus pinitos: "Jaguaryú Prin? Du yu guan toas güis foigrá?" El negro se ríe con todos los dientes y sale del bar sin decir nada. Es un negro que entra y sale sin dar explicaciones y se come sus tostadas cuando le da la gana. El Acaparador y el Parlanchín siguen hablando. De pronto, un tipo situado en la otra punta se llega hasta ellos. "¿Está leyendo éste?", le pregunta al Acaparador por el Alfa y Omega, debe ser un tipo piadoso. La gente se muere por quitarse del jaleo leyendo cualquier cosa. El caso es que el Acaparador alza el codo sin dejar de hablar con el Parlanchín y deja escapar el periódico. Pero con rapidez dobla el deportivo que tenía en la mano y lo esconde bajo el brazo. Hay cosas que me dejan literalmente boquiabierto y esta es una de ellas. El Acaparador dejándose quitar periódicos.

Termino mi desayuno, pido a Marisa un buche de agua y pago: 1,60 por un café y media tostada con Tulipán. Cuando me marcho, el Acaparador sigue animado con la charla y logro captarle unas cuantas palabras más: "...buh, eso siempre... allí nos poníamos unos gorros...". El Acaparador tiene una voz desagradable por la mañana.
.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

ji,ji,ja,jo,je,jo. Qué buenooooo.
La observación del buitre caza-periódicos en bares y bibliotecas públicas es la monda, pero el jarigüey del de las sietes tostadas ha sido sublime, casi se me saltan las lágrimas, jaaaaa.

Qué es un buche, un vasito?. Se usa mucho esa expresión por Sevilla?.

1,60 qué barato!

Anónimo dijo...

En el Café Central de Granada, un primohermano del Acaparador, se sentaba ENCIMA del Pais, mientras leía el Mundo, para que nadie se lo quitase.
Un segundo acaparador, si llegaba antes, metian un periódico dentro de otro, para disimular.

EL dueño un buen día, decidió comprar 3 ejemplares del Ideal y fastidiarlos a todos.

Saludos cómplices de TeresaGRX, que te lee engatusada en tus comentarios del Blog de Muñoz Molina

El Abuelito dijo...

El bar constituye todo un ecosistema, en el que pululan algunas especies como esta que usted describe hoy, que nunca faltan. A ver si se anima usted a describirlas, catalogarlas y censarlas, para bien de todos nosotros y en pro del avance de las ciencias...

cialis dijo...

Cialis

Dopo le droghe come Viagra e Cialis ha rivoluzionato il trattamento di disfunzione sessuale maschio verso la fine degli anni 90, un turbine di neve dei test clinici sono stati condotti in donne nelle speranze che le droghe potrebbero fare lo stessi per fare rivivere l'azionamento di sesso diminuente della donna.

http://www.medicinaligenerici.com/

Pablo el parisino dijo...

¡ Genial !

¿Nunca has intentado publicar? Un libro de crónicas como ésa se vendería bien y te permitiría escribirlas en un periódico nacional. ¿Cómo no lo intentas? (Además AMM te haría el prólogo ;-) )